Esas charlas entre amigos

Hay un hilo en Twitter que, con el minucioso análisis que caracteriza a los más entusiastas cinéfilos, que analizan los planos para descifrar la trama, especula con ingenio sobre la posibilidad de que la última película de Martin Scorsese sea en realidad la historia de un romance entre el irlandés y el dirigente sindical Jimmy Hoffa. Y es que Frank -quien lo diría- termina sufriendo y es bien sabido que se sufre más por amor que por amistad, colma éste un terreno despoblado, por eso aún cuando lo deja todo patas arriba es más sencillo recordar el torbellino que a quien ayudó a recolocarlo todo.

La amistad compone. Ordena, concierta o repara lo desordenado, descompuesto o roto. De todas las definiciones que la RAE recoge para el verbo componer, ésta expone a la perfección porqué ver amor entre ambos protagonistas es infravalorar un vínculo del que depende que las aventuras de nuestra vida cuenten con distintos decorados. Componer y compartir. Momentos y experiencias. Como hicieron Don Quijote y Sancho Panza. Acompañarse mutuamente y salir en búsqueda de hazañas, sin olvidar que, como analizó Antonio Machado en una observación sobre el libro, “es casi seguro que no hacen cosas más importantes, a fin de cuentas, que conversar el uno con el otro”. No las hacen porque no las hay.

Por muchas conversaciones y alguna que otra aventura. Felicísimo cumpleaños, H.